institucionales

Quien es quien

Ministério do Meio Ambiente – MMA

Roberto Brandão Cavalcanti – Secretário de Biodiversidade e Florestas
roberto.cavalcanti@mma.gov.br
Ana Paula Prates – Diretora de Áreas Protegidas
ana-paula.prates@mma.gov.br
Trajano Augustus Tavares Quinhões – Coordenador da UCP
trajano.quinhoes@mma.gov.br

Equipe UCP:

Emma Leny Carla Navarro – Cooperação Internacional
carla.navarro@mma.gov.br
Daline Vinhal Pereira – Analista Ambiental
daline.pereira@mma.gov.br
Marco Bueno – Analista Ambiental
marco.bueno@mma.gov.br
Rosiane de Jesus Pinto – Analista Ambiental
rosiane.pinto@mma.gov.br
Reinaldo Pinto Júnior – Agente Administrativo
reinaldo-pinto.junior@mma.gov.br
Gisele Ferreira da Silva – Apoio Administrativo
gisele.silva@mma.gov.br

Fundo Brasileiro para a Biodiversidade – Funbio
gerencia.arpa@funbio.org.br

Pontos Focais

Ana Margarida Magalhaes Coelho – OEMA MT
coelho_margarida@yahoo.com.br
Gino Machado de Oliveira – OEMA TO
gino_machado@yahoo.com.br
Cristina Maria Batista de Lacerda -OEMA AC
cristina.lacerda@ac.gov.br
Luís Cláudio Fernandes – OEMA RO
lcfernandesss@hotmail.com
Tatiana Schor – OEMA AM
tatiana.ceuc@gmail.com
Paulo Sérgio Altieri dos Santos – OEMA PA
psaltieri@yahoo.com.br
Gilvano Moraes – OEMA AP
macapagilmoraes@hotmail.com
Clarissa Moreira Coelho da Costa – OEMA MA
clarissacoelho@gmail.com
Patrícia Farina – ICMBio
patricia_farina@yahoo.com.br
Vandir Rodrigues da Cruz – ICMBio
vandir.cruz@icmbio.gov.br
Ana Lúcia Tejima – ICMBio
ana.tejima@icmbio.gov.br

institucionales

Fase III

La tercera fase del Programa, prevista para ser ejecutada entre 2016 y 2018, se centrará en la consolidación de las áreas protegidas creadas en las fases anteriores y en su sostenibilidad financiera. Las metas de la Fase III son las siguientes:

· La creación de 6,5 millones de hectáreas de nuevas AP de protección integral o de uso sostenible.
· Consolidación de 13,5 millones de hectáreas de AP creadas con el estímulo o el apoyo del ARPA en las fases anteriores, con 6,5 millones de hectáreas de nuevas AP creadas en esta fase.
· Convertir en “financieramente sostenibles” 20 millones de hectáreas de AP consolidadas por el ARPA, con el financiamiento del presupuesto público y otras fuentes, incluyendo el Fondo de Áreas Protegidas (FAP).

En cumplimiento a la Ordenanza n.187 del 22 de mayo de 2014 del MMA, el MMA, los donantes de ARPA y otros miembros del Comité de Gestión del Programa, se establecerán los mecanismos financieros y planificar la asignación progresiva de recursos para satisfacer las necesidades de las UCs.

institucionales, Portada

Fase II

La segunda fase (de 2010 a 2015) presenta como principales metas la creación de nuevas áreas, la consolidación de áreas protegidas y la capitalización del FAP.

La segunda fase del Programa cuenta con un presupuesto de 121 millones de dólares, incluyendo una contrapartida de los gobiernos federal y estatales, y se inició en octubre de 2010, con la liberación de 5 millones de reales, correspondientes a la primera cuota de la donación del BNDES, de un total de 20 millones. Además de esa contribución, el KfW y el Banco Mundial aportan 20 millones de euros y 15,9 millones de dólares, respectivamente.

Las metas de la Fase II son las siguientes:
· Apoyar la creación de 13,5 millones de hectáreas de nuevas AP de protección integral y uso sostenible.
· Consolidar 32 millones de hectáreas de AP apoyadas en la primera fase, incluyendo 6,5 millones de hectáreas de AP que aún no cuenten con el apoyo del Programa. Se prevé la consolidación de 23 millones de hectáreas de grado I y 9 millones de hectáreas de grado II.
· Capitalizar el Fondo de Áreas Protegidas (FAP) en 70 millones de dólares, correspondiente a la suma de la capitalización de la Fase I (24,28 millones de dólares) y lo que será capitalizado en la Fase II.

institucionales

Fase I

La primera fase del ARPA tuvo una inversión de 115 millones de dólares y una duración de siete años (2003-2010), durante los cuales el Programa registró grandes avances, superando parte de las metas previstas, como indica la siguiente tabla:

 

Metas iniciales (+)

La primera fase del Programa ARPA, prevista originalmente para ejecutarse entre abril de 2003 y junio de 2007, se extendió finalmente hasta octubre de 2010. Las principales metas de esta fase fueron (1) la creación de 18 millones de hectáreas en nuevas AP; (2) la consolidación de 7 millones de hectáreas de AP ya creadas y 3 millones de hectáreas en AP creadas en el marco del Programa; (3) la creación y capitalización del Fondo de Áreas Protegidas con un mínimo de 14 millones de dólares y (4) el establecimiento de un sistema de monitoreo y evaluación ambiental de las AP apoyadas.

Los resultados superaron las metas (+)

Una variedad de factores llevó al gobierno a revisar la previsión inicial del Programa e incluir un número mucho mayor de AP. Así, un total de 64 AP federales y estatales recibieron apoyo del ARPA, protegiendo 32 millones de hectáreas (una superficie equivalente al estado de Mato Grosso do Sul), con 32 AP de protección integral y 32 de uso sostenible.

Desde otra perspectiva, eso significa que el 27 % de las 239 AP de la Amazonia brasileña han recibido apoyo del ARPA hasta 2012, lo que equivale al 33 % de la superficie total protegida en AP en la Amazonia. Si tenemos en cuenta exclusivamente las categorías de AP apoyadas por el ARPA, excluyendo, por tanto, las Áreas de Protección Ambiental, las Reservas de Fauna, las Áreas de Interés Ecológico Relevante y los Bosques, entonces la porción de área protegida en AP con el apoyo del Programa en la Fase I fue del 52 %.

En lugar de la previsión inicial de crear 10 grandes AP, el ARPA apoyó la creación de 46 AP abarcando más de 24 millones de hectáreas, 14 de las cuales eran de protección integral (13,2 millones de hectáreas, un 61 % por encima de la meta inicial) y 32 AP de uso sostenible (10,8 millones de hectáreas, un 20 % por encima de la meta inicial). Además, el ARPA apoyó la consolidación de 18 AP de protección integral creadas antes de marzo de 2000, con una superficie de 8,5 millones de hectáreas, un 21 % por encima de la meta inicial.

Otros resultados relevantes relacionados con el fortalecimiento de la participación de las comunidades humanas locales y beneficiarias de las AP fueron: (1) un análisis llevado a cabo sobre un universo de 42 AP reveló que el indicador relativo a la formación del Consejo Gestor fue atendido por el 76 % de las AP que contaron con apoyo del ARPA y que el criterio del plan de manejo lo cumplieron casi un 59 %1 y (2) se invirtieron casi 3 millones de reales en 14 proyectos de integración de las comunidades en 6 AP de protección integral.

La innovación y la modernización en la gestión de las AP (+)

Los nuevos instrumentos y herramientas para la gestión de áreas protegidas desarrolladas en el ámbito del Programa pueden servir como modelo para todo el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNUC), como la Herramienta de Evaluación de Áreas Protegidas (FAUC), la Estrategia de Conservación e Inversión, el Sistema Informatizado de Coordinación y Gestión del Programa ARPA (SisArpa), el sistema de gestión y control financiero (Sistema Cerebro) y el Fondo de Áreas Protegidas (FAP).

Inversión sin precedentes (+)

En la primera fase del ARPA se produjo una contribución total de alrededor de 115 millones de dólares, de los que casi 79 millones correspondieron a inversiones directas e indirectas por parte del gobierno brasileño y de donantes y alrededor de 36 millones procedientes del FAP.

Información de la primera fase del Arpa AQUI.

 

 

1WWF Brasil 2010. Arpa: un nuevo camino para la conservación de la Amazonia.

institucionales

Monitoreo, gestión y comunicación del programa ARPA

O Sistema de Coordenação e Gerenciamento do Programa Arpa – SisArpa é um sistema informatizado desenvolvido e mantido pela SBF/MMA, para monitoramento, planejamento, e gerenciamento de metas do Programa.

O SisArpa permite tanto o preenchimento da Ferramenta de Avaliação de Unidades de Conservação – FAUC e a elaboração do Plano Estratégico Plurianual – PEP (descritos na próxima seção), quanto a revisão e aprovação destes instrumentos pelos Pontos Focais dos órgãos gestores e pela UCP. O Sistema ainda contém um módulo de elaboração de planos de trabalho e planejamento de insumos, integrado com o Sistema Cérebro, do Funbio.

Para acessar o SisArpa, clique aqui.

Ferramenta de Avaliação de Unidades de Conservação (FAUC)
A Ferramenta de Avaliação de Unidades de Conservação, conhecida por FAUC, tem sua origem numa ferramenta proposta pela Aliança Pró-Florestal Banco Mundial / WWF denominada “Como Relatar Avanços nas Unidades de Conservação”, também conhecida como Tracking Tool (TT), e que foi introduzida no Arpa em 2004. Segundo a Aliança, a ferramenta deveria ser: compatível e comparável para a avaliação de UCs apoiadas pelo Banco Mundial e o WWF; replicável; capaz de permitir o monitoramento ao longo do tempo; rápida e de fácil preenchimento, não requerendo muitos recursos; capaz de fornecer uma pontuação; capaz de fornecer alternativas de resposta textuais; e outras.
A FAUC foi desenvolvida com base em diversas adaptações da TT para ser utilizada pelo Arpa, considerando as peculiaridades da estrutura do Programa tais como a inclusão das UCs de uso sustentável e a adequação ao Sistema Nacional de Unidades de Conservação (SNUC), em um modelo de referência da Comissão Mundial Áreas Protegidas (CMAP)1 da União Mundial para a Conservação da Natureza (UICN).
A FAUC é uma ferramenta que permite a avaliação da efetividade da gestão de UCs e serve como base para as ações de planejamento e monitoramento do Programa. A FAUC permite acompanhar o avanço dos processos de consolidação da gestão das UCs em relação às metas do Programa e orientar os esforços dos gestores e órgãos executores. A FAUC avalia trinta e três requisitos da gestão de UCs, subdivididos em seis elementos de avaliação (planejamento, insumos, processos, produtos, resultados, e reflexão e melhoria), agrupados em dois subsistemas integrados: Efetividade e Avanço. A FAUC Efetividade compreende todos os trinta e três indicadores e serve para avaliar a efetividade de gestão da UC a nível sistêmico e local, levando em consideração os preceitos da CMAP. A FAUC Avanço compreende dezesseis indicadores, considerados como Marco Referenciais, que demonstram os avanços da situação de cada UC e são utilizados para avaliar os resultados do Programa.
A UCP e os órgãos gestores são responsáveis pela aplicação anual da FAUC, bem como pela validação das informações inseridas pelos gestores de cada UC no sistema. A FAUC é um dos módulos que compõem o Sistema de Gerenciamento e Coordenação do Programa Arpa – Sisarpa.

Planejamento Estratégico Plurianual (PEP)

Trata-se de um módulo do Sisarpa que possibilita o planejamento plurianual de metas do Programa, com projeção para três anos. O PEP é a ferramenta em que se realiza o planejamento do avanço da UC em termos do aumento da efetividade de sua gestão, que baseia-se nos dezesseis Marcos Referenciais do Arpa.
Os gestores, ao preencherem o PEP no Sisarpa, têm acesso aos dados mais atualizados da gestão da UC – os Marcos Referenciais da FAUC Avanço – que servem como linha de base para o planejamento. As metas de avanço devem ser estabelecidas considerando a capacidade de execução, as diretrizes do CP, as prioridades das UCs e dos órgãos gestores, e o cronograma de execução do Programa.
Após o PEP ser preenchido pelos gestores das UCs no Sisarpa, cada um dos dezesseis Marcos Referenciais é revisado e validado pelo ponto focal do órgão gestor e pela UCP.
Concluído o processo de planejamento a UCP identifica as metas prioritárias para apoio financeiro pelo Arpa com base na Estratégia de Conservação e Investimentos (ECI), que será detalhada na seção seguinte, e recomenda ao CP as metas que proporcionam os maiores níveis de resultado com os menores custos. O CP analisa a proposta e decide quais metas o Arpa deverá apoiar no ano subseqüente, assim como os tetos orçamentários correspondentes para cada UC e OG. Em seguida a UCP disponibiliza no Sisarpa os tetos aprovados pelo CP para as UCs iniciarem seu planejamento anual de atividades, tarefas e insumos.
Estabelecidas pela ECI as metas de cada UC e seus tetos associados, a UCP, antes de apresentar a proposta final de priorização de metas ao CP, realiza um processo de negociação entre o Ministério do Meio Ambiente e os Órgãos Gestores de forma a adaptar a previsão fornecida pelo modelo à realidade prática, garantida ao mesmo tempo a harmonia com as metas do Programa.
Responsabilidades na administração dos PEPs:
O Funbio é o responsável por apoiar a logística da aplicação do PEP nas UCs. A aprovação do planejamento é de responsabilidade do Órgão Gestor.
A UCP é responsável pela validação, condução do processo de negociação e pela sistematização dos PEPs negociados em um documento contendo a proposta de apoio do Programa para o próximo ano e o envio deste documento e seu parecer sobre a pertinência da proposta de apoio para avaliação do Comitê do Programa.

institucionales

Sostenibilidad financiera

Objetivo:

Desenvolver e implementar mecanismos financeiros capazes de prover recursos para a manutenção das unidades de conservação apoiadas pelo programa a longo prazo.

Subcomponente 3.1: Fundo de Áreas Protegidas

Objetivos:
Estruturar o Fundo de Áreas Protegidas para o adequado funcionamento e desenvolver estratégias para captar recursos e gerir seus ativos, visando uma rentabilidade adequada às necessidades das unidades de conservação consolidadas no âmbito do ARPA.

METAS:

Capitalização adicional do FAP em mais US$ 100 milhões.

Estrutura de Governança e Gestão do FAP acordada e estabelecida.

Subcomponente 3.2: Geração de Receitas para as Unidades de Conservação

Objetivos:

Realizar estudos e apoiar testes de iniciativas para identificar os mecanismos mais adequados à geração de receita, gestão eficiente de recursos e sinergia no alcance dos resultados, de forma compatível com a realidade das unidades de conservação.

METAS:

Realização do estudo de 08 (oito) instrumentos de geração de recursos e pelo menos 01 (um) é implementado na fase II do programa.

Os instrumentos implementados são capazes de gerar pelo menos 10% dos recursos anunciados para a fase II do programa (cerca de U$10 milhões).

Realização de estudos de 05 (cinco) instrumentos de gestão e pelo menos 1 (uma) é implementado na fase II do programa.

Apoio a 06 (seis) propostas de parceria com a sociedade civil na gestão de unidades de conservação

Desenvolvimento de modelo de Planos de Sustentabilidade e aplicação em pelo menos 03 (três) unidades de conservação consolidadas na fase II do programa.

institucionales

Como Apoyar

Numerosas grandes empresas ya apoyan al ARPA. Únase a ellas:

El ARPA, uno de los programas más respetados del mundo dedicado a la protección de la biodiversidad, actúa de forma innovadora en cuanto al patrocinio de empresas.

Su empresa puede donar recursos para implementar el programa, financiar infraestructuras o incluso para el Fondo de Áreas Protegidas, cuyo objetivo es garantizar la supervivencia de las áreas protegidas del Programa a largo plazo.

Si desea patrocinar al ARPA, le rogamos que entre en contacto con nosotros.

Sin categoría

Qué es el ARPA

El Programa de Áreas Protegidas de la Amazonia (ARPA) es un programa del Gobierno federal, coordinado por el Ministerio de Medio Ambiente (MMA), gestionado por el Fondo Brasileño para la Biodiversidad (Funbio) y financiado con recursos del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (FMMA) —a través del Banco Mundial—, el gobierno alemán —a través del Banco Alemán de Desarrollo (KfW)—, WWF —a través de WWF Brasil— y el Fondo Amazonia a través del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES).

Fue puesto en marcha en 2002, con una duración prevista de 13 años, con tres fases independientes y continuas. Está considerado como uno de los mayores programas de conservación de bosques tropicales del mundo y es el más importante en cuanto a áreas protegidas de Brasil.

El Programa se creó para expandir y fortalecer el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNUC) en la Amazonia, con el fin de proteger 60 millones de hectáreas, asegurar recursos financieros para la gestión de esas áreas a corto y largo plazo y promover el desarrollo sostenible en la región.

El Programa ARPA goza de reconocimiento internacional y combina biología de la conservación con las mejores prácticas de planificación y gestión. Las áreas protegidas que apoya reciben bienes, obras y contratación de servicios necesarios para llevar a cabo actividades de integración con las comunidades vecinas, formación de consejos, planes de manejo, estudios sobre la titularidad de las tierras, vigilancia y otras acciones necesarias para su adecuado funcionamiento.
El ARPA está en consonancia con las principales políticas y estrategias del gobierno brasileño para la conservación de la Amazonia, tales como:

– el Plan Amazonia Sostenible (PAS), cuya integración con el ARPA se da a partir de la consulta y la participación de diversos sectores de las sociedades regional y nacional, además de permear en los cinco ejes temáticos del PAS: la producción sostenible con tecnología avanzada, un nuevo modelo de financiación, gestión ambiental y ordenamiento territorial, inclusión social y ciudadanía, e infraestructura;
– el Plan de Acción para la Prevención y el Control de la Deforestación en la Amazonia Legal (PPCDAM), cuyas contribuciones y puntos de contacto con el ARPA se dan por la sintonía entre los objetivos y las directrices generales de ambos, incluyendo las metas del PPCDAM de ordenamiento de tierras y del territorio en la región, a través de la creación y la consolidación de las áreas protegidas (AP);
– el Plan Nacional de Áreas Protegidas (PNAP), con el que el ARPA colabora para el cumplimiento de una serie de directrices, como garantizar la representatividad de los diversos ecosistemas y promover la articulación de diferentes sectores de la sociedad para cualificar las acciones de conservación de la biodiversidad;
– el Plan Nacional sobre el Cambio Climático (PNMC), que cuenta con un importante apoyo del Programa ARPA. La creación, con el apoyo del ARPA, de 13 áreas protegidas en la Amazonia entre 2003 y 2007 evitará hasta 2050 la emisión a la atmósfera de 430 millones de toneladas de carbono. Por lo tanto, la expansión futura del SNUC en la Fase II del ARPA y la mejora en la gestión de las AP puede aumentar la contribución del Programa a reducir la deforestación en la Amazonia Legal.

institucionales

Consolidación y Gestión

Unidad de Coordinación del Programa (UCP). Es la instancia de coordinación ejecutiva del Programa ARPA, y está compuesta por personal técnico y administrativo. La UCP forma parte de la estructura del Departamento de Áreas Protegidas de la Secretaría de Biodiversidad y Bosques del Ministerio de Medio Ambiente. Vea las atribuciones de la UCP en la página 17 del Manual de Operaciones.
Foro técnico (FT). Instancia en que participan un representante de cada órgano ejecutor (puntos focales), la UCP y el Funbio. Las reuniones son semestrales y pueden ser convocadas siempre que sea necesario.
Atribuciones:
– Seguir y monitorear los avances de las AP y otros componentes del Programa en relación con las metas establecidas en el CP y su correspondiente ejecución físico-financiera;
– Discutir y proponer el ajuste de los procedimientos relacionados con la rutina operativa del Programa y sus documentos de base; y
– Proponer al CP la redefinición de metodologías técnicas utilizadas para lograr los objetivos del Programa.
Panel Científico Asesor (PCA). Instancia de asesoría técnica sobre cuestiones relativas a la biodiversidad y a áreas protegidas, que se reúne en función de las demandas del Programa. Además de los miembros de la UCP, en la reunión participan el Funbio y los socios de cooperación técnica.
Atribuciones:
Recomendar mejoras en las metodologías utilizadas para identificar las áreas prioritarias para crear áreas protegidas en el ámbito del Programa;
Analizar y validar las propuestas de selección de la Estrategia de Conservación e Inversión;
Establecer, analizar y validar las directrices y los criterios para el monitoreo de la biodiversidad, incluyendo su seguimiento; e
Investigar los escenarios futuros para el Programa, relacionándolo con los nuevos temas y conocimientos sobre la conservación de la biodiversidad.
Composición:
Cinco expertos permanentes en biodiversidad o áreas protegidas y los eventuales asesores ad hoc, invitados según el tema abordado, todos ellos elegidos mediante la votación del Comité de Programa. En tanto que instancia de asesoramiento, el PCA debe emitir pareceres que defiendan claramente los puntos de vista presentados en relación con los riesgos y beneficios de los escenarios analizados para el Programa, independientemente de la convergencia de ideas. Estas opiniones servirán de apoyo al CP en su toma de decisiones.
Grupos de trabajo (GT). Instancias temporales, participativas y representativas de los socios del Programa dedicadas a estudios, proponer mejoras o monitorear temas específicos. Los constituyen y coordinan la UCP y su composición varía según el tema a desarrollar.