Uncategorized

Datos de deforestación

Los índices de deforestación y la tasa histórica de deforestación en áreas protegidas apoyadas por el ARPA pueden ser consultadas en el sitio PRODES, del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE):

http://www.dpi.inpe.br/prodesdigital/prodesuc.php

Además, hay datos relevantes en la publicación:

Redução das Emissões de Carbono do Desmatamento no Brasil: o Papel do Programa Áreas Protegidas da Amazônia (ARPA)

Uncategorized

Sea un donante

Usted puede donar fondos para implementar el Programa Arpa y contribuir al desarrollo de las 95 áreas protegidas apoyadas. Asegurar los recursos financieros para la gestión de esas áreas en el corto y largo plazo es uno de los medios para promover el desarrollo sostenible en la Amazonía.

Grandes instituciones ya apoyan Arpa. Verifique la lista de los donantes y los donantes del Fondo de Áreas Protegidas (FAP).

Le gustaría ser un donante del Arpa? Póngase en contacto con nosotros.

 

Uncategorized

Aliados del Arpa

Coordenación

 

Ejecutores

 

Gestor financiero

 

Donantes

 

Cooperación técnica

 

Uncategorized

Lista completa

En la actualidad, el Programa Arpa apoya la consolidación de 95 Áreas Protegidas en la Amazonía. Las informaciones acerca de todas estas áreas protegidas están disponible en:

 

01. Esec da Terra do Meio02. Esec de Maracá

03. Esec de Maracá Jipioca

04. Esec de Niquiá

05. Esec do Grão Pará

06. Esec do Jari

07. Esec do Rio Ronuro

08. Esec do Rio Roosevelt

09. Esec Juami-Japurá

10. Esec Rio Acre

11. Esec Serra dos Trés Irmãos

12. Pe Chandless

13. Pe Cristalino

14. Pe da Serra das Andorinhas

15. Pe de Corumbiara

16. Pe de Guajará-Mirim

17. Pe do Cantão

18. Pe do Matupiri

19. Pe do Xingu

20. Pe Guariba

21. Pe Igarapés do Juruena

22. Pe Rio Negro Setor Norte

23. Pe Rio Negro Setor Sul

24. Pe Serra Ricardo Franco

25. Pe Sucunduri

26. Parna da Serra da Cutia

27. Parna da Serra do Divisor

28. Parna da Serra do Pardo

29. Parna de Anavilhanas

30. Parna do Cabo Orange

31. Parna do Jamanxim

32. Parna do Jaú

33. Parna do Juruena34. Parna do Rio Novo

35. Parna dos Campos Amazônicos

36. Parna Mont. do Tumucumaque

37. Parna Nascentes do Lago Jari

38. Parna Serra da Mocidade

39. Parna Viruá

40. Rebio de Maicuru

41. Rebio do Gurupi

42. Rebio do Jaru

43. Rebio do Lago Piratuba

44. Rebio do Rio Trombetas

45. Rebio do Tapirapé

46. Rebio do Uatumã

47. Rds Itatupã-Baquiá

48. Rds Aripuanã

49. Rds Amanã

50. Rds Bararati

51. Rds Cujubim

52. Rds do Juma

53. Rds do Rio Iratapuru

54. Rds do Rio Madeira

55. Rds do Rio Negro

56. Rds do Uatumã

57. Rds Igapó-Açu

58. Rds Piagaçu Purus

59. Rds Rio Amapá

60. Rds Uacari

61. Resex do Rio Cautário

62. Resex Alto Tarauacá

63. Resex Arapixi

64. Resex Arióca Pruanã

65. Resex Auati-Paraná66. Resex Baixo Juruá

67. Resex Barreiro das Antas

68. Resex Canutama

69. Resex Catuá-Ipixuna

70. Resex Cazumbá-Iracema

71. Resex Chico Mendes

72. Resex de Cururupu

73. Resex do Guariba

74. Resex do Lago Capanã Grande

75. Resex do Médio Purús

76. Resex do Rio Gregório

77. Resex do Rio Jutai

78. Resex Guariba-Roosevelt

79. Resex Ipaú-Anilzinho

80. Resex Ituxi

81. Resex Mapuá

82. Resex Maracanã

83. Resex Médio Juruá

84. Resex Renascer

85. Resex Rio Cajari

86. Resex Rio Cautário

87. Resex Rio Iriri

88. Resex Rio Ouro Preto

89. Resex Rio Preto-Jacundá

90. Resex Rio Unini

91. Resex Rio Xingu

92. Resex Riozinho da Liberdade

93. Resex Riozinho do Anfrísio

94. Resex Terra Grande Pracuúba

95. Resex Verde para Sempre

 

Uncategorized

Contacto

MINISTÉRIO DO MEIO AMBIENTE

 

Secretaria de Biodiversidade e Florestas – SBF

Departamento de Áreas Protegidas – DAP

SEPN 505, Lote 2, Bloco B, Ed. Marie Prendi Cruz, 4º andar, Entrada pela W2 Norte – Asa Norte

70730-542 – Brasília/DF

Tel.: 55 61 2028-2137

arpa@mma.gov.br

 

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu Mensaje

[recaptcha]

Uncategorized

Entrevista con Trajano Quinhões

Aún más eficiencia para el ARPA

 El ARPA es uno de los mejores ejemplos de alianza público-privada de Brasil y se dispone a mejorar sus logros en la segunda fase

 El coordinador del Programa de Áreas Protegidas de la Amazonia, Trajano Quinhões, analiza los logros de los diez años de trabajo del ARPA y prevé que la Fase II, que comenzó en el segundo semestre de 2010, será el momento de profundizar lo alcanzado hasta ahora. Afirma que la calidad de la gestión de las áreas protegidas ha mejorado considerablemente y que es hora de ampliar esfuerzos para lograr niveles de consolidación más completos de las AP. Le invitamos a que lea la entrevista.

 

 ¿Cuáles han sido los principales avances en las AP apoyadas por el ARPA en estos diez años?

El programa nació en 2002, pero las inversiones de forma más efectiva comenzaron en 2004-2005, así que en realidad han sido siete años de inversiones en las áreas protegidas, siete años que han significado mucho. El Programa ha invertido significativamente en la estructuración y el funcionamiento de las áreas protegidas. Primero en la estructuración, mediante el equipamiento, la señalización, la demarcación, la construcción de sedes, la puesta en marcha de planes de manejo, etc. Y luego en el funcionamiento de las AP, permitiendo que contaran con los recursos económicos necesarios para adquirir combustible y material administrativo para sus actividades sobre el terreno, principalmente de protección, y para el funcionamiento de los consejos gestores. Así, las áreas protegidas apoyadas por el ARPA, comparadas con las que no cuentan con el apoyo del Programa, están mejor estructuradas, gozan de mejores condiciones de funcionamiento y están mejor conservadas, debido a la presencia más eficiente y eficaz de sus gestores, que pueden protegerlas mejor.

¿La inversión del ARPA en las AP va más allá de los recursos financieros?

 Sí. Además de los recursos financieros, los gerentes han participado en programas de capacitación en gestión para resultados, mejorando su preparación para gestionar las áreas protegidas. Y en la segunda fase del ARPA queremos profundizar ese tipo de beneficios, aumentando la inversión para alcanzar niveles de consolidación de las AP más completos.

¿Hay una diferencia marcada entre la primera fase del ARPA y esta segunda fase que comenzó en el segundo semestre del 2010?

Sí. En la primera fase tomamos áreas que tenían una estructura muy básica y dotamos de una estructura mediana. Unas pocas fueron completadas, pero la mayoría se quedó en un nivel intermedio entre un funcionamiento medio y el nivel completo, al que denominados el «grado II» de consolidación. Ahora tomaremos a las que participaron en la primera fase y completaremos lo necesario para que estén listas. En esta segunda fase se ha ampliado en un 50 % el número de áreas cubiertas: teníamos 63 y ahora tenemos otras 32 áreas protegidas que reciben recursos del ARPA. Es decir, vamos a completar lo que hicimos en la primera fase y comenzaremos ese proceso nuevamente en otras 32 áreas.

¿Hay innovaciones en la fase II?

De la primera a la segunda fase se mantuvieron la mayoría de las innovaciones del proyecto. Hay avances, pero que ya estaban contemplados en la primera fase. Lo que cabe destacar en la segunda fase es la inversión en monitoreo de la biodiversidad y en monitoreo socioambiental. También destaca que se combinen las inversiones del ARPA con las de otros proyectos, como por ejemplo el Proyecto Tierra del Medio. Esa capacidad de utilizar el ARPA como modelo para otros proyectos supone una innovación. Ahora se están usando en otros proyectos el modelo de inversiones y la lógica de estructuración del ARPA, lo cual significa una expansión del proyecto.

¿En qué es innovador el ARPA comparado con otras políticas públicas relacionadas con las áreas protegidas?

En numerosos aspectos. En primer lugar, el ARPA se implementa mediante una alianza público-privada. Es decir, los fondos donados al gobierno brasileño, donados por gobiernos y por socios privados al Programa, no se depositan en el presupuesto federal, sino en una entidad privada —que es una OSCIP, una organización de la sociedad civil de interés público—, el Funbio (Fondo Brasileño para la Biodiversidad), que ejecuta los acuerdos público-privados. De esta forma se flexibiliza mucho el uso de los recursos y el gobierno no necesita una gran estructura administrativa y financiera para la ejecución del proyecto. No es esta la única innovación, pero suele ser la más citada. Las inversiones del ARPA se basan en la consecución de metas, un aspecto muy destacado. Las inversiones para la consolidación se basan en metas de consolidación, y las áreas protegidas reciben recursos, por ejemplo, para desarrollar su plan de manejo o para comprar equipos.

¿Son muy específicas tales metas?

Sí, son metas específicas para el funcionamiento de las áreas protegidas. El ARPA apoya 17 metas, todas ellas preestablecidas y calculadas. Por ejemplo, no apoyamos la implementación de un plan de manejo y que se revise al año siguiente. No apoyamos la compra de vehículos superiores a lo que se considera necesario para el funcionamiento de un AP. Solo apoyamos el conjunto de insumos necesarios relacionadas con cada meta. Otra de las novedades es que el logro de las metas exige que las áreas protegidas estimen las cantidades necesarias. Para cada meta, que denominamos marco referencial, tenemos una estimación que varía según el AP, su tamaño y su facilidad o dificultad de acceso. Para cada meta se hace un estudio previo de costos para la aplicación de esas inversiones y para el funcionamiento de cada área protegida.

¿En qué criterios se basa el apoyo del ARPA?

Se basa en una estrategia de conservación e inversiones. Que el órgano gestor de un AP presente una solicitud de candidatura no significa necesariamente que esa área vaya a ser elegida. Para que los recursos del ARPA alcancen el máximo resultado, existe una cierta competencia entre las solicitudes presentadas. Las propuestas seleccionadas son las que reúnen las mejores condiciones. En cuanto a las propuestas para la creación de áreas protegidas, el ARPA elige las que requieren menores costos para los estudios de creación, tienen mayor superficie y mayor relevancia ecológica y presión externa. Para las propuestas de consolidación de las áreas protegidas, se eligen según los costos requeridos, de forma que las que ya tienen algún tipo de estructura parten con ventaja, pues su consolidación tiene un costo menor.

¿Cómo funcionan los órganos de toma de decisiones del ARPA?

Los órganos de toma de decisiones del ARPA le otorgan una gran transparencia a sus decisiones y suponen una oportunidad para la participación de otros niveles de gobierno, de la sociedad civil y del mundo académico. El programa cuenta con un Panel Científico Asesor, formado por expertos de la comunidad científica, que aporta pruebas científicas sobre diversos temas relacionados con la conservación. También cuenta con un Foro Técnico que reúne a los gestores de áreas protegidas del bioma amazónico. Además del Instituto Chico Mendes (ICMBio), que es la agencia federal que gestiona las áreas protegidas federales, tenemos los órganos estatales correspondientes en todos los estados del bioma, con la excepción de Roraima y Maranhão, que aún no cuentan con áreas apoyadas por el ARPA. Por otra parte, tenemos el Comité del Programa, un órgano deliberativo, máxima instancia del programa, con representación paritaria del gobierno y de la sociedad civil, algo que ayuda a fijar el rumbo del programa y a supervisar su ejecución. El ARPA tiene un diseño institucional muy interesante, que permite muchas alianzas con la sociedad y con otras esferas de gobierno.

 

Uncategorized

Entrevista con Fabio Leite (mayo de 2012)

Entrevista con Fabio Leite

Fondo Brasileño para la Biodiversidad (Funbio)

Coordinador de Gestión de Programas

 

Innovación en la protección de la naturaleza

 

Lanzado el 22 de mayo, el Fondo de Áreas Protegidas (FAP) es un instrumento de capitalización permanente que invierte exclusivamente sus rendimientos. Cuenta con unos recursos de 116 millones de reales y sus rendimientos ascienden a 16,753 millones de reales, que pueden aplicarse en el mantenimiento de las AP. La ejecución financiera del FAP corre a cargo del Fondo Brasileño para la Biodiversidad (Funbio). De la aplicación de los fondos se encargan especialistas en el mercado financiero. La siguiente entrevista muestra algunos aspectos de la gestión de estos recursos.

¿Cómo se decide la aplicación de recursos del FAP?

De eso se encarga una empresa especializada en mercados financieros, con la supervisión del Comité de Gestión de Activos del Consejo del Funbio. Para hacerse una idea de la experiencia de estos profesionales, el coordinador de esta comisión es el vicepresidente del Consejo del Funbio, Álvaro de Souza, quien fuera presidente del Citibank en América Latina.

¿Qué expectativas hay sobre los rendimientos y gastos del FAP en los próximos años?

Como aplicamos recursos desde 2004, nuestros rendimientos superan los 16 millones, teniendo en cuenta el cambio actual (hay recursos en bancos de Alemania y de Brasil), lo que significa que podremos apoyar a muchas AP en los próximos años. Si usáramos solo los rendimientos que tenemos actualmente, tendríamos fondos para los próximos cinco años.

¿Y cuál es la previsión para los próximos cinco años?

Haremos un estudio con el Ministerio de Medio Ambiente para ver el ritmo de la consolidación de las áreas protegidas (pues solo las AP consolidadas pueden acceder al FAP), pero estimamos que el FAP apoyará a unas 15 AP, destinando 250 000 reales anuales a cada una. Se trata de un promedio desde el comienzo del ARPA que estima la cantidad que necesita cada AP para mantenerse consolidada.

¿Cada área protegida recibirá siempre 250.000 reales anuales?

No, ese valor es una media y lo que reciban dependerá de la planificación que hagan las AP. Tendrán que presentar una contrapartida al valor que pidan y deberán emplear esa cantidad. Hay una cuenta vinculada y se rendirán cuentas; si no se usa todo, el dinero vuelve al FAP para aplicarse al año siguiente. Teóricamente se puede gastar de todo en el primer mes y cada AP lo usará a medida que lo necesite.

¿Las AP se mantendrán exclusivamente con ese dinero?

Me parece poco probable que un área protegida de la Amazonia se mantenga exclusivamente con ese dinero. Tendrán otras fuentes de recursos públicos y privados, pero podrán permanecer para siempre en el FAP. Es importante contar con más de una fuente de recursos. De aquí a treinta años podría haber problemas, como una crisis mundial como la de 2008. Se producen cada cien años, pero… cuantas más fuentes, mejor: fuentes de compensación ambiental, fuentes presupuestarias diversas, otros fondos. No es una exigencia, sino un consejo, pues cuantas más fuentes tenga el AP, más segura estará de poder mantener sus actividades y su integridad física. Para muchas áreas, al comienzo, el FAP será el recurso más importante. Pero tendrán que contar también con la contrapartida, que serán recursos de otros proyectos y de otros presupuestos de que dispusieran previamente.

¿Cuál es la perspectiva de crecimiento de las reservas del FAP?

Como en todo proyecto, cuando se empieza a funcionar bien resulta más fácil recaudar fondos. En el FAP conseguimos una buena captación de recursos para la primera fase del Programa ARPA, y ahora recibimos 20 millones de euros del KfW. Es el momento de mostrar los resultados del FAP, y eso hará que consigamos nuevos recursos. La estrategia es buscar nuevos grandes donantes para el ARPA y probar algunas novedades que van surgiendo, como el crowdfunding, usar algunos aportes de recursos no voluntarios, como multas aplicadas en las áreas protegidas. No solo tenemos que captar recursos para el FAP, sino para el sistema de áreas protegidas.